¿Por qué en grupo?

¿Por qué en grupo?

Cuando llega una mujer a Shalom Bait, participa de algunas entrevistas con una de las profesionales del equipo, nos cuenta su situación y nos conocemos mutuamente. Incluimos en algún momento, una entrevista interdisciplinaria con una de las abogadas, para orientar e informar sobre lo legal y básicamente sobre todo lo relativo a sus derechos.
Le brindamos un espacio de intimidad, de respeto y confiable, en el que se le creerá y no será juzgada. Un lugar en el que pueda sentirse cómoda, cuidada y escuchada.
A causa del maltrato de su pareja, o ex –pareja, se encuentra en una situación particular en la que predominan el miedo, la vergüenza, el aislamiento, la inseguridad, la desvalorización, la impotencia, la angustia, la culpa, la falta de proyección. Suele no ser comprendida por las personas de su entorno. Duda de todo, se olvidó de sí misma y de sus necesidades.
Después del diálogo y del análisis de su situación personal, le proponemos incluirse en alguno de los seis grupos de ayuda mutua, que funcionan en nuestra organización en distintos días y horarios.
Nuestra línea de abordaje apunta a esa propuesta, porque consideramos que la modalidad grupal, es la que genera las mejores condiciones para trabajar con las mujeres víctimas de violencia.
El grupo es un espacio que facilita el reconocimiento de la violencia como un problema social que afecta a mujeres de distintas edades, niveles sociales, educativos, económicos y que está atravesado por la cultura, con sus valores, mitos y prejuicios. Cada mujer trae una historia de vida, pasa por un proceso único, con sus tiempos y con sus recursos. Encontrarse con otras mujeres, compartir sus experiencias, le posibilita comenzar a salir del aislamiento en el que se encuentra.
En términos generales, estos son algunos de los temas y aspectos que se van abordando en los grupos: reconocer y visibilizar las distintas formas de la violencia; romper el aislamiento; reconocer las propias fortalezas; proyectar una vida libre de violencia; identificar las consecuencias de la violencia en ella y en sus hijxs; recuperar su autonomía, y su libertad de elección con los recursos que ella misma pueda construir.
Otro trabajo que se le propone a la mujer es el de reencontrarse con su ser íntimo, único, generalmente olvidado o dejado de lado.
Cada grupo se reúne una vez por semana durante dos horas y es coordinado por dos profesionales de nuestro equipo con el fin de facilitar un equilibrio en la participación de las integrantes y para intervenir invitando a las mujeres a la reflexión y a la desnaturalización del maltrato y la violencia.
El intercambio de experiencias fluye en distintos sentidos dentro del espacio grupal, sosteniendo, enriqueciendo y fortaleciendo a cada mujer. Las reuniones transcurren en un clima de confianza en el que prevalece el diálogo, la empatía, la identificación y con la oportunidad de participar y aportar mutuamente, sin que se sientan juzgadas y respetando los tiempos y recursos de cada una.
La mujer que se integra a un grupo, va experimentando cierto alivio al ir comprobando que su situación no se debe a “una falla personal” sino que al resto le sucede algo parecido, y que todo ello ocurre en un contexto social patriarcal y machista.

La modalidad grupal propicia una serie de factores que cada mujer necesita recuperar.
Horizontalidad y simetría: todas están a la par.
Intercambio y pertenencia: ya no se sienten solas, se apoyan mutuamente.
Seguridad: la experiencia de cada una es información para la autoprotección de todas. Se construye una red de apoyo. Información: conocimiento de los derechos y pasos a seguir en cada situación.
Confianza: reconocer las aptitudes olvidadas, valorar el potencial de cada una.

Para la violencia hay salida. En grupo, acompañadas, construyendo un proyecto de autonomía, libertad e independencia, confiando en sus propias posibilidades, y estando atentas a que los vínculos sean de equilibrio y simetría entre lxs adultxs y de protección y cuidado hacia lxs niñxs.

Shalom Bait es una organización de la sociedad civil creada en el año 2003 en el marco de la comunidad judía, con el compromiso de defender el derecho que todas las personas tenemos a vivir en un hogar sin violencia.

There is 1 comment for this article
  1. Maria Fernanda Campli at 12:15 am

    Buenas noches: que maravilloso y reconfortante lo que leo,cual es su mision,como comprenden lo que se siente,se padece,cuanta soledad,desborde,impotencia,dolor.Recien hoy tuve conocimiento de esta organizacion a travez de haberle escrito a la Fundacion Alicia Morea de Justo pues me respondieron que ellas no podian ayudarme y me dieron el nombre de esta organizacion.
    Ya con leer lo que hacen reconforta,te sentis acompañada ,aunque este sola (pues con mi hija de 14 años trato de parecer feliz)y ella tambien padecio y padece la violencia.

    Gracias,gracias,gracias.

    Me pondre en contacto con Uds. ya mismo escribiendoles.Y seguro que vamos aconocernos.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *