La pausa: tiempo de balance

La pausa: tiempo de balance

De vez en cuando hay que hacer
una pausa
contemplarse a sí mismo
sin la fruición cotidiana
examinar el pasado
rubro por rubro
etapa por etapa
baldosa por baldosa
y no llorarse las mentiras
sino cantarse las verdades.

* de Mario Benedetti

Rosh HaShaná (cabeza de año), es la celebración del nuevo año judío. Según la tradición judía, acontece luego de un mes de introspección, de autoanálisis de lo realizado en el período que se cierra, y de reflexión sobre lo que se hará el año que se inaugura. Una especie de balance de lo pasado y planificación del año por venir. Requiere de un tiempo con unx mismx, necesario, pero difícil de practicar en la rutina cotidiana de exigencias y deberes.

¿Cómo recordar que necesitamos esa pausa? ¿Cómo frenar el funcionamiento automático de esta carrera del “hacer” “cada vez más” y “ya”, que sentimos nos impone la realidad en la que vivimos? 

Necesitamos darnos un espacio y un tiempo para la reflexión, en intimidad. Pero la vida cotidiana nos lleva a postergar y postergarnos.  Y las mujeres sabemos mucho de la autopostergación…

Uno de los preceptos de esta festividad es la escucha del shofar (cuerno de carnero) que al sonar emite un sonido muy fuerte, que estremece. Su objetivo es ayudarnos a despertar del aletargamiento de la rutina, recordarnos que es tiempo de  escuchar nuestro interior, nuestras necesidades y deseos. Una especie de alarma que ayuda a meditar, hacer un examen de conciencia y elegir el camino a seguir. Además el término shofar tiene en hebreo la misma raíz que el verbo “Leshaper” que significa mejorar, cambiar, renovarse.

Podemos concluir entonces que se trata de un llamado a que, luego de la reflexión y el pensamiento, pasemos a la acción, al cambio. Dicho proceso no es sólo en lo individual sino también como colectivo.

Esperando que este nuevo año nos siga encontrando en-red-adas en el objetivo de una vida sin violencia, para seguir bregando por leyes más justas, jueces y agentes de salud más comprometidxs con los derechos de género, y una sociedad respetuosa de la igualdad de derechos y oportunidades para todxs sus miembrxs, shaná tová!

Por Ester Siegel, integrante del equipo de Shalom Bait

Shalom Bait es una organización de la sociedad civil creada en el año 2003 en el marco de la comunidad judía, con el compromiso de defender el derecho que todas las personas tenemos a vivir en un hogar sin violencia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *