“Feminazi”, un término imposible

“Feminazi”, un término imposible

Por Paula Iudica

Aunque resulte increíble, el término “Feminazi” se escucha y circula constantemente en las redes sociales. Es una forma -despectiva, claro-  de relacionar al feminismo con el nazismo.
¿Será que hay falta de información sobre lo que fue el nazismo y sus consecuencias durante la II Guerra Mundial? ¿Será que el feminismo es un movimiento tan nuevo que no se sabe con exactitud qué promueve?

Relacionar el feminismo con el nazismo es incoherente. Para aquella persona que no desee profundizar mucho en el tema, basta con consultar un diccionario e ir a lo más básico, las definiciones:

Nazismo: Del al. Nazismus, y este acort. de Nationalsozialismus – Nacionalsocialismo: 1. m. Movimiento político y social del Tercer Reich alemán, de carácter totalitario, pangermanista y racista.

Feminismo: Del fr. féminisme, y este del lat. femina ‘mujer’ e -isme ‘-ismo’. 1. m. Principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre.

El nazismo fue un régimen totalitario, represor, intolerante, que despreció y exterminó a todas aquellas personas que eran consideradas distintas o inferiores. Asesinaron brutalmente a millones de judíxs, gitanxs, discapacitadxs, enfermxs congénitxs, homosexuales, opositorxs políticxs… y también feministas. Muchas se vieron  forzadas a exiliarse durante el nazismo y otras terminaron en campos de concentración.

El feminismo está en contra de cualquier tipo de violencia, lucha contra la desigualdad y la discriminación y es inclusivo. Visibiliza y denuncia las consecuencias del sistema patriarcal y de la violencia de género en todas sus formas. Desde la brecha salarial entre hombres y mujeres, pasando por la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, hasta su punto más extremo, el femicidio – el asesinato de las mujeres por el hecho de ser mujeres. El feminismo genera conciencia social y, a partir de ahí, va promoviendo cambios de paradigmas que se traducen paulatinamente en las conquistas de nuevos derechos para las mujeres.

Lxs dirigentes, funcionarixs y colaboradorxs del régimen nazi fueron juzgados por cometer crímenes contra la paz, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad.  El feminismo es pacífico y lucha por los derechos humanos. 

Entonces, ¿Cuál es el punto de encuentro entre el feminismo y el nazismo? Simplemente no lo hay.

Actualmente, en  América Latina hay 12 femicidios por día. Es decir, 4380 femicidios por año, y lamentablemente sabemos que hay muchos otros de los cuales no nos enteramos. Hasta hace pocos años, ni siquiera existían estadísticas al respecto. Imposible contar.

Si lo que se rechaza es una ideología de exterminio y violencia, ¿no debería entonces molestar más la violencia machista que la lucha del movimiento feminista?

No es falta de información ni de datos concretos. No es ignorancia. Es una clara voluntad de desacreditar las demandas y los valores que mueven al feminismo. Es importante que no naturalicemos este término. Llamar feminazi a una feminista es violento y  patriarcal.

Shalom Bait es una organización de la sociedad civil creada en el año 2003 en el marco de la comunidad judía, con el compromiso de defender el derecho que todas las personas tenemos a vivir en un hogar sin violencia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *