Actividad de Prevención junto a AMIA Joven

En el marco de las acciones del Programa de Promoción de Relaciones Saludables y Prevención de la Violencia en el noviazgo de Shalom Bait, el  pasado 19 de junio participamos de una actividad organizada por AMIA Joven en la Universidad de Palermo, que forma parte de un ciclo de 3 encuentros en donde se desarrollará la temática de la violencia de género.

En esta ocasión vimos la película “No me mates” basada en la impactante y tremendamente conmovedora  historia real de violencia de género que vivieron Corina Fernández y sus dos hijas. Luego compartimos una mesa de intercambio y fuimos testigos de su valentía, fortaleza y entereza. Casi muere a causa de la violencia extrema de su ex marido. Un día, él la esperó a la salida de la escuela de sus hijas y le disparó 3 veces. Ella había hecho 80 denuncias. Sobrevivió. Corina hoy cuenta su historia para generar conciencia y también ayuda a mujeres que como ella transitan un arduo camino en la búsqueda de salidas.

Durante la charla hablamos de las deficiencias del Estado para proteger a las víctimas, el continuo hostigamiento que deben tolerar frente a la indiferencia del sistema judicial y policial, el alcance limitado de las restricciones de acercamiento y la falta de control al maltratador. La experiencia de las mujeres es que el sistema les exige a las víctimas y espera que ellas respondan con obediencia.

Incomprensiblemente son las víctimas quienes velan por su protección, viven alertas por si “él” se les aparece, y si llegan…aprietan el botón anti-pánico, y esperan que alguien llegue a ayudarlas.

El sistema no duda en ser exigente con las mujeres víctimas de violencia, en cambio se permite todas las dudas frente al maltratador a la hora de indicarles tratamiento, evaluaciones periódicas y sanciones por incumplimiento. El sistema judicial sigue pensando con tibieza cuánto avanzar con las tobilleras electrónicas. ¿Quién se beneficia de esta frialdad? Las víctimas seguro que no.

Shalom Bait es una organización de la sociedad civil creada en el año 2003 en el marco de la comunidad judía, con el compromiso de defender el derecho que todas las personas tenemos a vivir en un hogar sin violencia.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *